Skip to main content

 

Existen diferentes tipos de cargadores eléctricos, y es una de las preguntas más frecuentes que se vienen a la mente cuando alguien se compra un vehículo enchufable. Los hay de carga rápida, de carga lenta, con sistemas más refinados o con formas específicas.

Lo que debes saber es que cada uno de los modelos viene con un conector instalado, por lo que es importante que conozcas qué opciones hay, sobre todo si estás pensando en instalar un punto de carga en alguna ubicación, como el aparcamiento de una empresa, por ejemplo.

Hoy haremos un breve repaso por los cuatro modelos más comunes de tipos de conectores que hay, su nombre técnico y cuál es el tiempo medio que puede tardar en cargar una batería. Dejamos de lado, los conectores tipo “Schuko” de carga doméstica, que tienen una potencia muy limitada y no suelen requerir mucha información adicional.

Conector Tipo 1 (SAE J1772)

Comenzamos este recorrido por el Tipo 1, también conocido como conector Yazaki o SAE. Es de origen japonés y fue el primero en utilizarse para la carga de vehículos eléctricos, y no tardó en ser adoptado por el mercado norteamericano. En Europa, sin embargo, no hay una gran extensión de este tipo de conector, aunque existen adaptadores para cualquier vehículo.

Visualmente nos encontramos con cinco bornes: 2 de toma de corriente, 2 complementarios y uno más como toma de tierra. Además, cuenta con dos pines de seguridad que bloquean la conexión y evitan que se pueda desconectar el sistema por alguien que no sea el usuario del vehículo.

Es un conector de tipo monofásico, con capacidad para soportar dos modelos de carga en corriente alterna. La recarga lenta trabaja hasta 16 amperios, y el sistema de carga rápida puede alcanzar los 80 amperios, con una potencia máxima de 7’4 kW.

En condiciones idóneas, y para un coche con una batería de 50 kW, podríamos realizar una carga completa (de 0% a 100%) en algo menos de siete horas. Para llegar al 80% de carga nos bastarían unas cinco horas y media.

Conector Tipo 2 (IEC 62196-2)

Más habitual en nuestro país y en toda Europa es el conector Tipo 2, llamado comúnmente Mennekes por ser la primera marca que lo comercializó. Está homologado por la Unión Europea como el cargador estándar de vehículos, de ahí que la gran mayoría de coches eléctricos que se venden hoy en día (especialmente los de marcas alemanas) lleven este tipo de conector incorporado.

Si nos fijamos en sus componentes, la distribución de los pines es parecida al conector Tipo 1, pero incorpora dos más para permitir una carga en modo trifásico. Por lo tanto, contamos con tres pines de fase, uno neutro, la toma de tierra y otros dos contactos que realizan la comunicación entre vehículo y punto de recarga.

A nivel de carga, ofrece mejores prestaciones que el anterior, ya que puede trabajar desde los 3,7 kW con 16 amperios hasta alcanzar los 48 kW y 63 amperios cuando pasa al modo trifásico para una carga más rápida.

Poniendo el ejemplo anterior, de un vehículo con una batería de 50 kW y las condiciones idóneas, en algo más de una hora podríamos completar una carga de 0% a 100% sin problemas. Por eso, este conector es el que más vas a encontrar en las carreteras españolas.

Conector CCS (Combo, IEC-62196-3)

Vamos ahora con un cargador conocido como Combo o Combo2, que surge de una colaboración alemana y estadounidense en la búsqueda del mejor rendimiento para la corriente continua. Ahora mismo es el modelo que más se está instalando en los parkings públicos de toda Europa.

Su composición se basa en el conector Tipo 2 que antes hemos explicado, pero el CCS incluye además dos pines de potencia en la parte inferior con los que puede trabajar en corriente continua. De esta forma, una de las grandes ventajas de este cargador es que puede cargar solo a través de la estructura del Mennekes con corriente alterna o utilizar la corriente continua.

Si cargamos nuestro vehículo en AC, las prestaciones son las mismas que el Tipo 2, soportando 63 amperios y pudiendo alcanzar los 48 kW. Si migramos a la DC, la carga rápida puede ser de hasta 200 amperios y con máximos teóricos de 100 kW o incluso 350 kW. Aun así, lo más común actualmente es encontrar cargadores limitados a 50 kW.

Los tiempos de carga son similares también al Mennekes, pero un terminal de carga que alcanzase los 350 kW podría cargar la batería de 50 kW de un vehículo en apenas unos diez minutos (de 0% a 100% y en condiciones idóneas).

Conector CHAdeMO

Terminamos este repaso por los principales conectores con esta creación de una asociación de fabricantes japoneses. Se ha fabricado pensando exclusivamente en las recargas rápidas en corriente continua, alcanzando los 65 kW de potencia y con una intensidad máxima de hasta 200 amperios.
En este conector aparecen hasta diez bornes, lo que hacen que sea algo más grueso que los anteriores. A pesar de ser de origen japonés, ya son varias las marcas de otros países que lo incluyen en sus vehículos eléctricos. Como hemos comentado con el Tipo 1, su implantación no está tan normalizada en Europa, por lo que es probable que necesites un adaptador.

Lo realmente interesante de este nuevo desarrollo nipón es que el conector permite la carga bidireccional, algo que ahora mismo no tiene una utilidad real pero que puede abrir las posibilidades en el futuro. Por ejemplo, podríamos servirnos del coche como un suministrador de energía propio, volcándola a nuestro domicilio o cargando vehículos más pequeños como un patín eléctrico.

Por utilizar el mismo ejemplo que en todos los conectores anteriores, una batería de 50 kW podría cargarse de 0% a 100%, en condiciones idóneas, en tres cuartos de hora. Si quieres alcanzar el 80% (para alargar la vida útil de la batería), no tardarás más de treinta y cinco minutos en cargarla.

Los cargadores de vehículos eléctricos de Floox

Los cargadores que fabricamos en Floox disponen de distintos tipos de conector. Al trabajar con corriente continual, el tipo más utilizado es CHAdeMO con diferentes rangos de tensión de salida y corriente máxima según la necesidad de cada instalación, así como el tipo CCS2 o combo, también disponibles en todos nuestros cargadores para vehículo eléctrico.

Ahora que tienes más claro cuáles son los tipos de cargadores eléctricos más habituales en Europa y fuera de ella, te será mucho más fácil elegir el modelo de coche que vayas a comprar. Desde Floox, podemos asesorarte y ayudarte con la instalación de los mismos. En nuestra página web podrás descubrir todos los servicios que podemos ofrecerte. Si ya tienes uno, ¿qué tipo de conector utilizas?

 

 

CTA Floox

Uso cookies, algunas son opcionales, si estás de acuerdo me ayudan a saber qué proyecto es el que más me gusta. Lee la
letra pequeña aquí . ¿Estás de acuerdo?

X