Skip to main content

instalar-cargador-electrico-gimnasio- (2)Instalar un cargador eléctrico en un gimnasio puede ser una gran inversión para atraer un público más amplio y con una sensibilidad concreta a nivel medioambiental. Se trata de una decisión que puede aportar muchas ventajas a tu negocio, ya que es algo cada vez más demandado por los clientes.

El parque automovilístico español, poco a poco, se irá moviendo hacia los vehículos eléctricos; y los negocios se adaptan a esta realidad a través de diferentes estrategias. Hoy te contaremos algunos de los beneficios y requisitos que se necesitan para que puedas ofrecer un punto de carga a tus clientes, diferenciándote así de tu competencia.

¿Por qué instalar un cargador eléctrico en tu gimnasio?

 

Aumenta la afluencia de clientes

La instalación de uno o varios cargadores eléctricos en un gimnasio puede ayudarte a recibir nuevos clientes. Actualmente, no es común encontrar en todas las ciudades una zona de carga para vehículos eléctricos de acceso público. Esto hará que, los usuarios de gimnasio que también cuenten con un coche de estas características elijan tu local por encima de otras opciones. Además, son muchas las plataformas que señalan en los dispositivos móviles los lugares con puntos de recarga, así que tendrás presencia en ellas.

Que todos te conozcan por lo que haces

Muchas empresas hablan de sostenibilidad o quieren mostrar unos valores ‘verdes’ en favor del medio ambiente, pero no siempre se llegan a concretar acciones de verdadero peso. Colocar en tu gimnasio un cargador eléctrico te permite enviar un mensaje claro sobre tu forma de actuar, tu visión sobre la sostenibilidad.

Clientes que siempre vuelven

Es cierto que es importante obtener una mayor afluencia de clientes en tu gimnasio, pero también debemos conseguir fidelizar a este público. Cargar tu coche mientras estás entrenando es una razón de peso para que siempre elijan tu negocio por encima de otros establecimientos.

El uso de los cargadores te dará datos de interés

Cuando instalas un punto de recarga para vehículos eléctricos, tendrás acceso a un buen número de datos e información que puedes utilizar para tomar decisiones estratégicas en tu negocio. Por ejemplo, podrás determinar cuánto tiempo pasan de media tus clientes en el local, algo que te servirá no solo a nivel de marketing, sino que incluso podrás aprovecharlo para mejorar la eficiencia de sus entrenamientos.

instalar-cargador-electrico-gimnasio

Requisitos para la instalación de un punto de recarga en un gimnasio

Si después de conocer estos beneficios, estás pensando en instalar un cargador eléctrico en tu gimnasio, lo primero que debes tener en cuenta es cuáles son los requisitos para poner en marcha el proyecto y el presupuesto para instalar los cargadores eléctricos.

Los principales requisitos serán a nivel técnico y a nivel administrativo. En primer lugar, deberás tener en cuenta el punto de suministro donde se accederá a la energía.

Nuestros instaladores asociados empezarán por preparar un estudio individualizado y personalizado, en el que se centrarán en conocer las necesidades de tu negocio y qué estás buscando. Con esto, una visita al lugar de la instalación y un presupuesto detallado, ya tendrás todo lo necesario para poner en marcha el proyecto.

Según el modelo que elijas o el número de cargadores que vayamos a instalar, los requerimientos pueden cambiar un poco. Pero, en definitiva, siempre deberás tener en cuenta el espacio disponible y la potencia eléctrica de tu local.

Nuestros instaladores también se encargarán de informarte y gestionar todas las licencias y permisos necesarios para la instalación de los cargadores.

Powerfloox, la mejor opción para ti

Porwefloox es el modelo inicial de entre los que disponemos en Floox. Su pequeño tamaño no supone un problema, ya que se trata de un formato perfecto para cargar un vehículo eléctrico de la manera más sencilla. Su funcionamiento principal es a través de un sistema de carga rápida con corriente continua de 30 kW, que se enchufa al vehículo con conectores CCS2 y CHAdeMO.

Instalar un cargador eléctrico de carga rápida tiene muchos beneficios. La instalación de este modelo no requiere de una gran infraestructura, y el coste por mantenimiento es muy bajo, por lo que podrás ofrecer en tu gimnasio varios puntos de recarga para que cualquier cliente pueda rellenar la batería de su vehículo.

Con el modelo Powerfloox hablamos de una estimación de 90 minutos para completar el 80% de la capacidad de una batería. Teniendo en cuenta el tiempo que suelen durar las clases dirigidas en un gimnasio o el que dedican la mayoría de las personas a entrenar, es una forma perfecta de realizar una carga óptima.

En menos de un metro cuadrado tendrás todo lo que necesitas, con más de un 94% de eficiencia en el momento de carga y un rango de tensión de salida DC que se adapte a las baterías de todos los vehículos.

Puede instalarse sobre la pared o con los soportes de anclaje al suelo, según tu espacio. Incluye botón de funcionamiento, autentificación de usuario con una app y pago por móvil, además de una pantalla LCD de 7 pulgadas.

Con toda la información que hemos puesto hoy sobre la mesa, seguro que tienes un poco más claro cuál es la mejor forma de instalar un cargador eléctrico en tu gimnasio. Ponte en contacto con nosotros para establecer los primeros pasos necesarios para la realización de un proyecto como este.


CTA Floox

Uso cookies, algunas son opcionales, si estás de acuerdo me ayudan a saber qué proyecto es el que más me gusta. Lee la
letra pequeña aquí . ¿Estás de acuerdo?

X